Random manicure: Neón, holográfico y un corazón roto

Los saludo de nuevo mis queridos enducandos, esta vez sin excusas ni disculpas porque como dice mi querido Chente: ¿qué de raro tiene que me esté tardando por un post? Y ya que maté la tensión con un chiste malo, empecemos con el del hoy.

No es noticia para nadie que tengo una obsesión poco sana con el verde. La última vez que conté mis esmaltes SÓLO de este color eran 53 y aunque no me he molestado en contar de nuevo, puedo asegurarles que el numero es mayor, considerablemente mayor. La semana pasada Natalia y yo tuvimos otro de nuestros gloriosos días de pizza-esmaltes-cerveza e hicimos nuestro recorrido Dax de rigor porque los China Glaze tenían el 40% de descuento. Bueno, aunque no lo hubieran tenido hubiéramos ido, PERO ESE NO ES EL PUNTO GENTE. En medio de todo el estupor de los descuentos y mientras estábamos tiradas en el suelo evaluando cuál color no se parecía taaaaanto a los pinchemil que ya tenemos, vi esta botellita:

106_8104Les presento a Contact High de Wet n’ Wild y mi cámara obviamente entró en pánico y gritó “NO MAMES LUCÍA, YO NO PUEDO CON ESTO, OLVÍDATE QUE VOY A TOMAR EL COLOR COMO ES EN LA VIDA REAL, OLVÍDATE”. El color real se asemeja más a lo que tengo en mi uña. Evidentemente no había manera en el mundo que no echara este verde verdesotote a mi canasta. Incluso cuando tuve señales de lo que me esperaba cuando lo inspeccioné: “Está como aguado, ¿verdad Natalia?” “Sí” “No hay pedo, amo el colorrrrrr”. Oh, qué ingenua fui.

También compré esta chulada de China Glaze llamada (muy apropiadamente) Hello Gorgeous!:

106_8100

Junto con unos….. un chingo de esmaltes que seguramente no necesito o ya tenía o van a terminar dejándome de gustar o ALGO. Pero ya saben cómo está el rollo aquí, ya ni se asustan de seguro. Bueno, empecemos con la machaca pues:

106_8090Algunos puntos a considerar:

  1. Esta foto es de cuando el manicure ya tenía algunos días en mis uñas. Por eso las extrañas rayaduras, que son más bien culpa del maldito topcoat de Sally Hansen esquizofrénico que a veces le da su pinche gana ser perfecto y otras, (como esta) hace puras cosas bien raras y gachas que decepcionan a mis pequiñitas ilusiones.
  2.  MIREN TODO ESE GLITTER HOLOGRÁFICO, MIRÉNLOOOOOOOOOO.
  3. Mientras escribo esto, mis uñas ya no son así de largas ni gloriosas. Se quebró la del anular izquierdo (ajá, la del glitter maravilloso) y tuve que darles gas a todas. Los saluda Lucía uñas de bebé *agita la mano con las uñas más pequeñas que hayan visto en una mujer de 26 años*.
  4. “Pero Lucía, en el título dice que hay un corazón roto, ¿en dónde está?, ¿acaso nos mentiste sólo para que le diéramos clic al post?, ¿te vales de esas tácticas baratas?” Ahhh, con que no me creen ¿eh? Bueno, aquí les va: ESAS SON CINCO MALDITAS CAPAS DEL ESMALTE VERDE, ¡¡¡CINCO!!! “Deja de gritar Lucía”. Perdón. Cof. Siguiente foto.

106_8093Y aquí lo tienen. El verde más verde verdosísimo que haya encontrado en mi vida, el que al fin hubiera podido terminar mi búsqueda del verde perfecto… es un maldito neón jelly aguado que necesita 5 capas y ni con esas capas logra cubrir totalmente mis uñas, como pueden apreciar aquí. Espero que ya puedan entender por qué está roto mi pequeño corazón de grinch.

106_8096Aquí otra representación pictográfica de mis ilusiones pisoteadas. En resumen, con todo el dolor de mi corazón les digo que si encuentran este esmalte en su camino, no lo compren. A menos que disfruten de la decepción como yo, por eso lo conservaré y probablemente lo vuelva a usar y seguramente me volveré a encabronar. Porque así funciona esto de estar un poco mal de la cabeza. Pero el China Glaze es muy bonito, en ese sí gasten su dinero sin pensarlo. Así que supongo que, ¿la vida no es tan culera después de todo? YAY.

Y bueno como un neón me rompió el corazón, les dejo una rola de Neón que se llama Juegos de amor porque eso tiene un chingo de sentido. Sí.

Nos leemos en la próxima muchachones.

-Lucía V.

 

Pitahia: Pitahaya

Hola Internet :).

Hoy les traigo un esmalte que quería compartirles desde hace mucho, pero es taaaaan difícil de fotografiar… Siempre que me lo pongo le tomo fotos y acabo borrándolas porque no me salen ¡Pero no más!. Subiré las de ahora y les advierto que no son muy fieles a la realidad. Dan una idea, pero en la realidad el color es más brillante. Tengan eso en mente y observen, pero sobre todo lean:

Pitahia, Pitahaya

Alteré esta foto según yo para que se viera el color más cercano a lo que yo veo en mis uñas, pero es difícil juzgar mi grado de éxito porque la luz bajo la que estoy ahorita no es muy buena.

El esmalte en cuestión es Pitahaya de la marca Pitahia. Está súper y vean la botella ¡VÉANLA! ¡Es hermosa!. Aunque tiene algunos detalles… Tengo la impresión que la tapa no cierra bien, se barre, no sé si a eso se le pueda atribuir la pequeña fuga que tenía cuando lo recibí, aunque lo dudo porque no he tenido derrames desde entonces y he mantenido la botella en varias posiciones. La bellísima tapita de madera no es removible, eso hace que sea poquito incómoda la aplicación, pero no tanto como creí que sería. Son nimiedades sin importancia por que…

Pitahia, Pitahaya

WordPress atenuó el color ¿Qué con eso?

…¡Bam! La fórmula es fabulosa ¡FABULOSA!. Es de las mejores que he probado (y sabemos que he probado muchas). Es de los esmaltes más pigmentados que he encontrado en mis ya muchos años de compradora compulsiva. En algunas uñas usé sólo una capa, pero no sé en cuáles. UNA CAPA. No puedo capturar con palabras lo impresionada que me tiene la pigmentación de este esmalte. Aún sabiendo lo pigmentado que es, siempre que lo uso me sorprende. 10/10.

¡Y viene en una bolsita!

En las fotos estoy usando Seche Vite. El esmalte es tan genial que considero necesario tomar todas las medidas posibles para que dure sobre mis uñas lo más que se pueda, además el acabado  del esmalte solito no es tan brilloso.

A pesar de encontrarlo fabuloso, hay un par de cosas  que no están cool con este esmalte (y que considero importante hacer de su conocimiento, dado que es una marca poco común por acá y asumo la mayoría de quienes están leyendo esto no la han probado):

20140619_1314011. Tiene un problema raro de asentamiento. No sé si sean los súper poderes de pigmentación lo que esté bajando al fondo de la botella, pero en la foto de la derecha se puede ver cómo el esmalte se está separando en sus componentes. Se ve poquito y antes estaba más pronunciado el problema, cada que veo la botella y me acuerdo, la agito frenéticamente para tratar de lograr que se vuelva a homogeneizar. Esta botella ha sido muy agitada y no logro que se revuelva del todo. No tiene balín, siempre que la agito deseo que tuviera un balín para que se homogeneizara más facilmente, o al menos para que haga ruidito y sienta que mis esfuerzos no son tan en vano.

Empecé a escribir esta entrada hace tres semanas (I know…), saqué la botella para ver qué onda y HOLY FUCK! el problema empeoró BASTANTE. Estoy muuuuuuy triste porque (como podrán haber adivinado por mi entusiasmo líneas arriba) este es de mis esmaltes favoritos en todo el mundo :(:(:(.  Ahora además del asentamiento de cosa blanca (I know!) el resto se separó en tres capas, una rosa en el fondo, una como lila en medio y  una morada en la superficie.

¡Santos asentamientos Batman!

¡Santos asentamientos Batman!

Como acabo de ver el estado del esmalte ahorita y me súper urge publicar esta entrada ya, no puedo contarles nada sobre el funcionamiento del esmalte en su estado actual, ni sobre la posibilidad de que haya un final feliz para esta triste historia. Supongo que la próxima vez que quiera tener las uñas de este color, si me siento con ánimos de hacer el experimento les contaré el resultado. Por lo pronto, esta situación viene a reforzar la segunda cosa que no esta cool con este esmalte:

2. El precio. Tal vez esta cuestión económica sea muy relativa, tal vez yo sea muy pobre o muy tacaña. Los datos son: que este esmalte le costó a quien me lo regaló 98 pesos y que la botella tiene una capacidad de 10 ml. Mi apreciación subjetiva es: yo estoy acostumbrada a esperar las ofertas y pagar generalmente entre 30 y 50 pesos por un esmalte de alrededor de 15 ml (Color Club, Zoya y OPI 15 ml, Revlon 14.7, China Glaze 14, Essie 13.5). No estoy diciendo que nunca he comprado un esmalte de más de 98 pesos (que todos los OPIs, Zoyas y Essies son saldos o estaban en liquidación), ni que me tengo la fuerza de voluntad necesaria para controlar siempre el impulso de comprar uno a precio regular, sólo que 98 pesos por 10 ml de un esmalte que se asienta bien culero me parece caro.

Y para concluir, un diálogo conmigo misma:

N1: Pero Natalia ¿Qué son 5 pinches mililitros?

N2: ¡LA MITAD DEL ESMALTE!

N1: ¿Qué son 50 pesos?

N2: ¡OTRO ESMALTE!

N1: ¡Ni siquiera lo compraste! ¡Te lo regalaron! ¿Por qué gritas?

N2: Porque con lo que compras 10 mililitros de un esmalte de estos, te puedes comprar fácil 30 ml de otra cosa. Ahorita (julio de 2014) los Revlon siguen a mitad de precio en la Dax, con lo que costó el Pitahia te compras 3 Revlon, 44.1 ml de esmalte ¡4 veces más!

N1: Pero es mucho mejor comprarle a una empresa mexicana que al monstruo transnacional y malvado de Revlon, en la tienda de pinche Carlos Slim. Además el Pitahia está súper pigmentadísimo, si lo aplicas con cuidado puedes usar solo una capa en todas las uñas ¿si usas 50% menos producto qué importa pagar 50% más dinero? Y nunca te quejas tan amargamente de los precios en el blog, me parece un poco injusto que en este caso lo hagas. El precio regular de algunas de las marcas que mencionaste es de más de 100 pesos ¿Cuál es tu problema?

N2: No sé, supongo que cuando vi la botella de uno de mis esmaltes preferidos (por el color y la aplicación) con los contenidos todos separados me agüité y luego transforme esa tristeza en ira y escribí cosas que tal vez no iban…

N1: ¿Si crees que no debiste de haber escrito esas cosas por qué no las borras? ¿Sí sabes que puedes borrarlas?

N3: Wie es eigentlich gewesen, that’s why!

N2: Porque aunque ahora sé que escribí eso porque estaba enojada y triste al mismo tiempo, sigo pensando que todo es verdad.

N1: Pero ahora todo internet sabe que eres bien pobre, tacaña y resentida.

N2: 😦

N1: Y loca, también se van a dar cuenta de que estás loca.

N2: Yo no estoy loca, tú estás loca.

Lucía dice: no he muerto, ni ando de parranda

Ay mis queridos educandos, ¿qué les digo?, ¿qué puede justificar esta larga ausencia que no suene a excusas? Creo que nada, sólo les platicaré muy rápidamente (porque debería estar trabajando envez de escribiendo esto, pero Natalia me animó a que tienen que ver esta preciosura increíble de esmalte) que en estos meses me he mudado de casa y he conseguido otros dos trabajos (así que ahora tengo tres, tres TRABAJOS y nada de salud mental), así que todo lo que ello implica es lo que me ha mantenido lejos de ustedes. Eso no quiere decir que me he dejado de pintar las uñas, pero ahora que lo pienso tal vez hubiera sido una buena idea mantenerlos actualizados por Facebook en vez de sólo enseñarle mis manicures a mi marido y ver su cara de “no me importa en lo absoluto”.

Pero bueeeeeno, como lo que nos interesa aquí no es mi vida, sino lo que traigo en las uñas, aquí les va una novedad que me acaba de mandar mi amiga Narmai desde Holanda. Debo decirles que estas son fotos muy rápidas en mi celular, una disculpa por no tener mis imágenes de calidad usual:

10176063_257563777748517_833939495403405789_n¿¿VEN ESOS TRES COLORES QUE BRILLAN EN SU CARA AL MISMO TIEMPO??, ¿¿LOS VEN?? Esta belleza es de la marca Ozotic y no tiene nombre, sólo número : 528. Una disculpa por mis cutículas resecas también, la mundanza causó graves estragos de los cuales no me he recuperado. Aquí una mejor foto:

1896749_257567307748164_3088708207609847431_n

Lo veo y no lo creo. No es inusual que un esmalte me distraiga de mis actividades diarias, pero este de plano me tiene idiotizada. Es tantos colores al mismo tiempo *suspiro*.

Por ahora es todo muchachos, tengo que seguir mi vida de adulta responsable, aunque tengo que admitir que regresar se sintió bien, según yo iba a a ser un post muy rápido y mírenme aquí escribiendo todavía. No sé si es por mi amor a los esmaltes o porque me encantar estar hable y hable y hable. Mejor me callo ya.

¡Nos leemos en la próxima!

-Lucía V.

 

Salon Perfect: Pink Pavé

¿Entradas para el blog en dos días consecutivos? Alguien tiene mucha tarea y vaya que no quiere ponerse a hacerla… El esmalte de hoy, Salon Perfect en Pink Pavé:

Salon Perfetc, Pink Pavé

Hace algunas semanas vi este esmalte en la Dax* y le dije a Lucía “Mira qué bonito ¡y tiene brillos holográficos! ¡Lo quiero! ¡¡ES EL ÚNICO QUE QUEDA D:!! “, pero lo dejé porque a pesar de ser una acumuladora de esmaltes, a veces soy bien coda y este día en particular no tenía ganas de pagar precio completo. Como la ley de Murphy no perdona, cuando pusieron todos los Salon Perfect en especial (y siguen en especial ¡corran!) alguien más compró ese único esmalte que quedaba. Peeeero, como soy una loca obviamente caminé a la otra Dax* a ver si lo tenían y sí y me costó 23 pesos. WIN.

Temía que fuera a ser un fiasco, que iba a estar bien delgado, que iba a necesitar mil capas o usarlo abajo de otro, pero nada de eso. La densidad de diamantina es impresionante. Véanlo con sus propios ojos:

Una capa (perdonen las manchas en las uñas):

Una capa, Salon Perfect: Pink Pavé

Dos capas:

Dos capas, Salon Perfect: Pink Pavé

Tres capas:

Tres capas capas, Salon Perfect: Pink Pavé

Tres capas más una de Seche Vite:

20131013_172917

Si no tienen las uñas amarillas me imagino que con dos capas la arman. Me gustaba más sin el Seche Vite por las sombras que se hacen en la orilla (de las cuales no tengo fotos LOL), pero se estaba tardando en secar y me quería ir a dormir. Aún así, muy buen esmalte a muy buen precio. Todo perfecto. Una foto más, fuera de foco para que se vea el montón de diamantina holográfica que tiene este esmalte:

20131013_172540

Así que mi sugerencia es ¡dejen lo que estén haciendo y vayan a la Dax* por uno de estos!

*Por cierto, Carlos Slim no nos da nada, absolutamente nada, por decir cosas bonitas de su tienda todo el tiempo… y debería.

Port-folio. Lawrence, New York: Color Club, 2012.

Me estoy haciendo fan de Color Club. Este esmalte es en gran medida responsable, aunque no hay que ignorar el importante papel de los descuentos que últimamente han estado haciendo en la Sally.

Port-folio está genial.

Brilla rosa.

20130903_180907

Brilla verde.

20130903_181030

¡BRILLA ROSA Y VERDE! ¡AL MISMO TIEMPO!

20130903_180914

¡Y ES MORADO!

Color Club, Port-folio

¡Samba!

Se le hacen rayitas y me quedaron muchas burbujas porque lo agité, pero no me importó, porque es hermoso y no lo quiero desperdiciar volviéndome a pintar las uñas que me quedaron medio gachas (Si no me creen que es hermoso googléen mejores fotos). Se muestran las uñas con 3 capas de Port-folio, 1 de Seche Vite y cuatro días.

Esmalte random: Planet Caravan de Cirque

Siempre llega un punto en la vida de una adicta a los esmaltes en el cual compra uno solamente por el nombre. Cirque sí que la supo hacer conmigo, poniéndole el nombre de una canción de Black Sabbath a una de sus pinturas. Esto obviamente hizo que quisiera comprarlo con urgencia y lo único que me detenía era el precio. Pero ay, soy tan fangirl de Black Sabbath que terminé comprándolo. Porque ¿quién más me iba a dar el gusto? Para eso trabajo, chingado.

100_6595

Es un Jelly negro con brillos duocromos/tornasol que cambian de morado a amarillo en ángulos muy extraños, como este:

100_6592

¿Ven? Amarillo, amarillo verdoso. La cámara no le hace justicia a lo bonito que es en persona:

100_6608

Y la fórmula es un sueño también, como con todos los indies (Cirque es una compañía independiente de esmaltes) que he comprado. En todas las fotos traigo dos capas delagadas sin topcoat.

100_6601100_6606100_6603

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuando lo vi por primera vez me recordaba a algo, pero no sabía a qué. Y luego tuve la gran epifanía: los colores se parecen a la portada de Paranoid, el disco en donde viene Planet Caravan. Gran momento Sherlock H0lmes para mí. Les dejo la canción con la portada para que comparen mientras escuchan, para que sean ñoños como yo :3.

-Lucía V.