Domingo de diseño: Bicolor

Buen día mis queridas criaturitas, hace mucho que no hacía un Domingo de diseño, de hecho hace mucho que no me hacía ningún diseño y la verdad es que este apenas califica como uno, pero sólo celebremos que estoy escribiendo aquí de nuevo y síganme la onda ¿okey? Okey. Mi hermano se quedó en mi casa este fin de semana y él escogió los colores para este, al inicio no creí que funcionarían pero al final salió algo que me gustó bastante:

106_8115

El verde menta es Highlight of my Summer de China Glaze y es MUCHO más chillón en persona que como salió en las fotos, pero ya saben cómo le gusta a mi cámara sacarse de onda con los colores brillantes. El azul es Titanic de NYX y los detalles negros los hice con mi striper negro (las pinturas con pinceles delgaditos para hacer diseños, las muchachas que se encueran por dinero son strippers, STRIPPERS).
106_8111Todo fue hecho a mano, como pueden notar por la fabulosa chuequedad (Mucho esmalte y pocas nueces, enriqueciendo tu vocabulario una palabra inventada tras otra *guiño*). Me di cuenta que estoy perdiendo práctica haciendo diseños, maldita seas vida de adulta ocupada, maldita seas.

106_8113Para ser un manicure improvisado, me gustó como quedó la inesperada combinación de colores. Me recuerda a esos vestidos que se andan usando con bloques de colores ¿saben cuáles? Yo jamás me los pondría porque tendría que ponerme a dieta o algo así y nadie quiere ver a Lucía hambreada, créanme. Chingado, acabo de decir “que se andan usando”… malditos casi 27, los odio tanto.

Es todo para esta semana muchachones, la lección del día de hoy es que no teman en mezclar colores que tal vez no combinen, porque la vida les puede brindar una sorpresa inesperada y de eso se trata, porque hay que disfrutar de todas las oportunidades que….. ¿ya los perdí, verdad? Aquí está su pinche canción vacacional pues.

-Lucía V.

 

 

Random manicure: Neón, holográfico y un corazón roto

Los saludo de nuevo mis queridos enducandos, esta vez sin excusas ni disculpas porque como dice mi querido Chente: ¿qué de raro tiene que me esté tardando por un post? Y ya que maté la tensión con un chiste malo, empecemos con el del hoy.

No es noticia para nadie que tengo una obsesión poco sana con el verde. La última vez que conté mis esmaltes SÓLO de este color eran 53 y aunque no me he molestado en contar de nuevo, puedo asegurarles que el numero es mayor, considerablemente mayor. La semana pasada Natalia y yo tuvimos otro de nuestros gloriosos días de pizza-esmaltes-cerveza e hicimos nuestro recorrido Dax de rigor porque los China Glaze tenían el 40% de descuento. Bueno, aunque no lo hubieran tenido hubiéramos ido, PERO ESE NO ES EL PUNTO GENTE. En medio de todo el estupor de los descuentos y mientras estábamos tiradas en el suelo evaluando cuál color no se parecía taaaaanto a los pinchemil que ya tenemos, vi esta botellita:

106_8104Les presento a Contact High de Wet n’ Wild y mi cámara obviamente entró en pánico y gritó “NO MAMES LUCÍA, YO NO PUEDO CON ESTO, OLVÍDATE QUE VOY A TOMAR EL COLOR COMO ES EN LA VIDA REAL, OLVÍDATE”. El color real se asemeja más a lo que tengo en mi uña. Evidentemente no había manera en el mundo que no echara este verde verdesotote a mi canasta. Incluso cuando tuve señales de lo que me esperaba cuando lo inspeccioné: “Está como aguado, ¿verdad Natalia?” “Sí” “No hay pedo, amo el colorrrrrr”. Oh, qué ingenua fui.

También compré esta chulada de China Glaze llamada (muy apropiadamente) Hello Gorgeous!:

106_8100

Junto con unos….. un chingo de esmaltes que seguramente no necesito o ya tenía o van a terminar dejándome de gustar o ALGO. Pero ya saben cómo está el rollo aquí, ya ni se asustan de seguro. Bueno, empecemos con la machaca pues:

106_8090Algunos puntos a considerar:

  1. Esta foto es de cuando el manicure ya tenía algunos días en mis uñas. Por eso las extrañas rayaduras, que son más bien culpa del maldito topcoat de Sally Hansen esquizofrénico que a veces le da su pinche gana ser perfecto y otras, (como esta) hace puras cosas bien raras y gachas que decepcionan a mis pequiñitas ilusiones.
  2.  MIREN TODO ESE GLITTER HOLOGRÁFICO, MIRÉNLOOOOOOOOOO.
  3. Mientras escribo esto, mis uñas ya no son así de largas ni gloriosas. Se quebró la del anular izquierdo (ajá, la del glitter maravilloso) y tuve que darles gas a todas. Los saluda Lucía uñas de bebé *agita la mano con las uñas más pequeñas que hayan visto en una mujer de 26 años*.
  4. “Pero Lucía, en el título dice que hay un corazón roto, ¿en dónde está?, ¿acaso nos mentiste sólo para que le diéramos clic al post?, ¿te vales de esas tácticas baratas?” Ahhh, con que no me creen ¿eh? Bueno, aquí les va: ESAS SON CINCO MALDITAS CAPAS DEL ESMALTE VERDE, ¡¡¡CINCO!!! “Deja de gritar Lucía”. Perdón. Cof. Siguiente foto.

106_8093Y aquí lo tienen. El verde más verde verdosísimo que haya encontrado en mi vida, el que al fin hubiera podido terminar mi búsqueda del verde perfecto… es un maldito neón jelly aguado que necesita 5 capas y ni con esas capas logra cubrir totalmente mis uñas, como pueden apreciar aquí. Espero que ya puedan entender por qué está roto mi pequeño corazón de grinch.

106_8096Aquí otra representación pictográfica de mis ilusiones pisoteadas. En resumen, con todo el dolor de mi corazón les digo que si encuentran este esmalte en su camino, no lo compren. A menos que disfruten de la decepción como yo, por eso lo conservaré y probablemente lo vuelva a usar y seguramente me volveré a encabronar. Porque así funciona esto de estar un poco mal de la cabeza. Pero el China Glaze es muy bonito, en ese sí gasten su dinero sin pensarlo. Así que supongo que, ¿la vida no es tan culera después de todo? YAY.

Y bueno como un neón me rompió el corazón, les dejo una rola de Neón que se llama Juegos de amor porque eso tiene un chingo de sentido. Sí.

Nos leemos en la próxima muchachones.

-Lucía V.

 

Revlon Parfumerie 2×1: China Flower y Ginger Melon

Como los esmaltes Revlon siguen con 50% de descuento en cierta tienda,* me compré 2. Esta vez decidí probar la colección apestosita de esmaltes perfumados. Como compré dos (y usé uno después del otro) pensé que sería buena idea que los ahorros se vieran reflejados en el blog, así que les presento ambos en una sola entrada.

El primero de ellos se llama China Flower, es rojo  y se ve así:

20140709_124901

Bastard!

Es como un crema tirándole a jelly de color rojo tirandole a anaranjado y rosa al mismo tiempo (¿coral?). En cuanto al sentido de la vista este es un excelente esmalte: La consistencia es muy buena y el acabado brilloso, además se seca súper rápido. En la foto estoy usando dos capas sin top coat. No usé top coat porque en cuanto fotografié mis uñas corrí por el algodón y el quita esmalte.  El problema con China Flower es que me parece que huele muy muy muy mal y yo no podía vivir así.

Al parecer la receta para crear olor a flores de China según Revlon es: Tomar una pequeña bolsita de tela, llenarla con tang de jamaica y talco en proporciones iguales, esconderla en el cesto de ropa sucia de uno de esos señores que se perfuman mucho y esperar un mes. Huele muy mal. Es una lástima porque el color es muy bonito. Está bien para los pies, los pies están suficientemente lejos como para que no llegue el olor a la nariz. Estoy usando este esmalte en los pies y no tengo ninguna queja.

El segundo esmalte es Ginger Melon:

Revlon, Ginger Melon

Death is cool!

El olor de éste sí me gustó. Huele como a dulces. No sé si huela a melón con jengibre, pero huele bien. El color también es bonito. Es rosa. Supongo que también está coraloso. ¿Rosa con melón?. Cuando me lo empecé a poner pensé “Maldita sea, se parece a Passion for Petals de China Glaze“, pero no son iguales. Ginger Melon es más brillante. Iba a hacer la comparación, pero se me olvidó. ¿Tal vez Surreal Apparel sea una buena alternativa inolora? (No sé, no lo tengo). En este caso para mí no es necesario buscar una alternativa inolora, pero si a alguien le gustó este color y no quiere que sus manos huelan a que estuvo manipulando dulces todo el día tal vez podría hacer la prueba con ese.

El problema con Ginger Melon es la consistencia. Usé tres capas, y el color seguía poquito disparejo.

Creo que no compraría nada de la colección apestosita en el futuro, a menos que estén en oferta y haya un súper color único y maravilloso. Y es que realmente no se sabe qué sorpresas guardan estas botellitas para la nariz. El color se ve en la botella, para saber sobre la consistencia y calidad de un esmalte hay reseñas y fotos en Internet; pero el olor, sobre todo con nombres tan ambiguos como China Flower, Moonlit Woods o Tropical Rain, no hay forma de saber (¿abrir la botella y probar el esmalte ilegalmente? está difícil porque los Revlon suelen estar siempre vigilados). Internet tampoco ayudaría en este caso ¡Hay personas a las que les gustó el olor de China Flower! ¿una calca rasca y huele como algunos aromatizantes sería una solución?

Además las botellitas cuadraditas traen 11.7 ml… Aunque si compraste un esmalte que huele feo esto sería más un pro que un contra.

Les dejo un video muy vagamente relacionado con el contenido de la entrada para que no se les olvide a qué clase de blog de mala muerte fueron a caer:

*Dax :(

Pitahia: Pitahaya

Hola Internet :).

Hoy les traigo un esmalte que quería compartirles desde hace mucho, pero es taaaaan difícil de fotografiar… Siempre que me lo pongo le tomo fotos y acabo borrándolas porque no me salen ¡Pero no más!. Subiré las de ahora y les advierto que no son muy fieles a la realidad. Dan una idea, pero en la realidad el color es más brillante. Tengan eso en mente y observen, pero sobre todo lean:

Pitahia, Pitahaya

Alteré esta foto según yo para que se viera el color más cercano a lo que yo veo en mis uñas, pero es difícil juzgar mi grado de éxito porque la luz bajo la que estoy ahorita no es muy buena.

El esmalte en cuestión es Pitahaya de la marca Pitahia. Está súper y vean la botella ¡VÉANLA! ¡Es hermosa!. Aunque tiene algunos detalles… Tengo la impresión que la tapa no cierra bien, se barre, no sé si a eso se le pueda atribuir la pequeña fuga que tenía cuando lo recibí, aunque lo dudo porque no he tenido derrames desde entonces y he mantenido la botella en varias posiciones. La bellísima tapita de madera no es removible, eso hace que sea poquito incómoda la aplicación, pero no tanto como creí que sería. Son nimiedades sin importancia por que…

Pitahia, Pitahaya

WordPress atenuó el color ¿Qué con eso?

…¡Bam! La fórmula es fabulosa ¡FABULOSA!. Es de las mejores que he probado (y sabemos que he probado muchas). Es de los esmaltes más pigmentados que he encontrado en mis ya muchos años de compradora compulsiva. En algunas uñas usé sólo una capa, pero no sé en cuáles. UNA CAPA. No puedo capturar con palabras lo impresionada que me tiene la pigmentación de este esmalte. Aún sabiendo lo pigmentado que es, siempre que lo uso me sorprende. 10/10.

¡Y viene en una bolsita!

En las fotos estoy usando Seche Vite. El esmalte es tan genial que considero necesario tomar todas las medidas posibles para que dure sobre mis uñas lo más que se pueda, además el acabado  del esmalte solito no es tan brilloso.

A pesar de encontrarlo fabuloso, hay un par de cosas  que no están cool con este esmalte (y que considero importante hacer de su conocimiento, dado que es una marca poco común por acá y asumo la mayoría de quienes están leyendo esto no la han probado):

20140619_1314011. Tiene un problema raro de asentamiento. No sé si sean los súper poderes de pigmentación lo que esté bajando al fondo de la botella, pero en la foto de la derecha se puede ver cómo el esmalte se está separando en sus componentes. Se ve poquito y antes estaba más pronunciado el problema, cada que veo la botella y me acuerdo, la agito frenéticamente para tratar de lograr que se vuelva a homogeneizar. Esta botella ha sido muy agitada y no logro que se revuelva del todo. No tiene balín, siempre que la agito deseo que tuviera un balín para que se homogeneizara más facilmente, o al menos para que haga ruidito y sienta que mis esfuerzos no son tan en vano.

Empecé a escribir esta entrada hace tres semanas (I know…), saqué la botella para ver qué onda y HOLY FUCK! el problema empeoró BASTANTE. Estoy muuuuuuy triste porque (como podrán haber adivinado por mi entusiasmo líneas arriba) este es de mis esmaltes favoritos en todo el mundo :(:(:(.  Ahora además del asentamiento de cosa blanca (I know!) el resto se separó en tres capas, una rosa en el fondo, una como lila en medio y  una morada en la superficie.

¡Santos asentamientos Batman!

¡Santos asentamientos Batman!

Como acabo de ver el estado del esmalte ahorita y me súper urge publicar esta entrada ya, no puedo contarles nada sobre el funcionamiento del esmalte en su estado actual, ni sobre la posibilidad de que haya un final feliz para esta triste historia. Supongo que la próxima vez que quiera tener las uñas de este color, si me siento con ánimos de hacer el experimento les contaré el resultado. Por lo pronto, esta situación viene a reforzar la segunda cosa que no esta cool con este esmalte:

2. El precio. Tal vez esta cuestión económica sea muy relativa, tal vez yo sea muy pobre o muy tacaña. Los datos son: que este esmalte le costó a quien me lo regaló 98 pesos y que la botella tiene una capacidad de 10 ml. Mi apreciación subjetiva es: yo estoy acostumbrada a esperar las ofertas y pagar generalmente entre 30 y 50 pesos por un esmalte de alrededor de 15 ml (Color Club, Zoya y OPI 15 ml, Revlon 14.7, China Glaze 14, Essie 13.5). No estoy diciendo que nunca he comprado un esmalte de más de 98 pesos (que todos los OPIs, Zoyas y Essies son saldos o estaban en liquidación), ni que me tengo la fuerza de voluntad necesaria para controlar siempre el impulso de comprar uno a precio regular, sólo que 98 pesos por 10 ml de un esmalte que se asienta bien culero me parece caro.

Y para concluir, un diálogo conmigo misma:

N1: Pero Natalia ¿Qué son 5 pinches mililitros?

N2: ¡LA MITAD DEL ESMALTE!

N1: ¿Qué son 50 pesos?

N2: ¡OTRO ESMALTE!

N1: ¡Ni siquiera lo compraste! ¡Te lo regalaron! ¿Por qué gritas?

N2: Porque con lo que compras 10 mililitros de un esmalte de estos, te puedes comprar fácil 30 ml de otra cosa. Ahorita (julio de 2014) los Revlon siguen a mitad de precio en la Dax, con lo que costó el Pitahia te compras 3 Revlon, 44.1 ml de esmalte ¡4 veces más!

N1: Pero es mucho mejor comprarle a una empresa mexicana que al monstruo transnacional y malvado de Revlon, en la tienda de pinche Carlos Slim. Además el Pitahia está súper pigmentadísimo, si lo aplicas con cuidado puedes usar solo una capa en todas las uñas ¿si usas 50% menos producto qué importa pagar 50% más dinero? Y nunca te quejas tan amargamente de los precios en el blog, me parece un poco injusto que en este caso lo hagas. El precio regular de algunas de las marcas que mencionaste es de más de 100 pesos ¿Cuál es tu problema?

N2: No sé, supongo que cuando vi la botella de uno de mis esmaltes preferidos (por el color y la aplicación) con los contenidos todos separados me agüité y luego transforme esa tristeza en ira y escribí cosas que tal vez no iban…

N1: ¿Si crees que no debiste de haber escrito esas cosas por qué no las borras? ¿Sí sabes que puedes borrarlas?

N3: Wie es eigentlich gewesen, that’s why!

N2: Porque aunque ahora sé que escribí eso porque estaba enojada y triste al mismo tiempo, sigo pensando que todo es verdad.

N1: Pero ahora todo internet sabe que eres bien pobre, tacaña y resentida.

N2: :(

N1: Y loca, también se van a dar cuenta de que estás loca.

N2: Yo no estoy loca, tú estás loca.

Domingo de diseño: Puntitos II

Quería hacerme un diseño para celebrar que caaaaaaasi estoy de vacaciones pero no sabía qué hacer. Lucía me dijo que hiciera “unas rayas de puntos”. Así que eso hice. Yay.

No sé qué decir… En el meñique me puse una capa de Shine on Crazy Diamond, en el anular una de top coat matte de Sinful Colors (que todavía no se había secado cuando tome la foto), en el resto Insta-Dri. Sólo me hice puntitos en la mano izquierda porque cuando terminé me dio flojera hacerlos en la derecha. Odio cuando me da flojera hacer un diseño en las dos manos. El problema es que no sé si me gusta lo suficiente como para justificar el esfuerzo, el tiempo y el derroche de pintura. Además sé que me voy a volver a pintar las uñas el miércoles o el jueves…

Supongo que debería de estar agradecida con el universo y la selección natural por tener dos manos en lugar de estarme quejando porque me da flojera terminar de pintarme tooooooooooodas las uñas. Bueno bye :).

Random manicure: Color Club en Holiday Splendor

Volví, en forma de fichas. 1000 puntos de Lucíarespeto si entendiste la referencia sin tener que dar click aquí. Ya no me voy a disculpar por las ausencias muchachos, supongo que ya es algo en mi vida bloguera con lo cual tendré que aprender a vivir. Mejor pasemos a lo que verdaderamente importa aquí: el maravilloso esmalte que traigo puesto en estos momentos:

100_8070¿No es hermoso? *____*. Lo conseguí en un set de Color Clubs que tenía demasiado tiempo deseando y no lo compraba por que según yo no tenía dinero, pero maldita sea Lucía para eso tienes tres malditos trabajos, TREAT YO SELF!

100_8075Si tienes tiempo leyéndome, o si me conoces en persona sabrás que el color que me tiene anonadada es el verdoso-azuloso con glitters holográficos, pero el que tengo en el anular no es menos bonito: es uno indie de LynBDesigns que se llama Start with the Riding Crop, es una base negra con glitters holográficos de todos sabores y tamaños, parece una pequeña galaxia en el dedo. Si les interesa lo pueden adquirir aquí.

100_8084Aquí va una con flash para que admiren toda esa fabulosidad arcoirística (no, no existe el término). Es importante (al menos para mí en mi condición de adicta a estas botellitas) señalar que este manicure ya tenía 5 días cuando tomé estas fotos, como pueden ver no hay desgaste alguno y sólo hay una míííííínima muestra de uña en las puntas, pero es obra de la naturaleza que hace que mis uñas crezcan, no de esta maravilla de esmalte. Estas son dos capas con topcoat.

100_8071

Aquí va la foto pilón nomás porque no puedo dejar de ver las fotos. Y luego volteo al teclado y no puedo dejar de ver mis uñas, este color ha afectado terriblemente mi productividad porque me distraigo un poco y me la paso viéndome las uñas como una loca. Como bien dijo Natalia, qué bueno que ninguna de las dos maneja. Creo que sobra decir que Lucía está enamorada :3.

Por mi parte es todo muchachos. No quiero decir que este post marca mi regreso truinfal a postear regularmente, pero sí quisiera que lo fuera porque yo seré la primera en admitir que extraño mucho escribir en este espacio receptáculo de mi obsesión. En fin, para no perder la costumbre, les dejo una rola que sigue con el tema “esto me quita el habla y el aliento”: Alma de Gustavo Cerati.

Nos leemos, espero, pronto.

-Lucía V.

 

 

 

Domingo de diseño: Georgia O’Keeffe

El regreso de Lucía hizo que yo quisiera regresar también (los extraño internautas). Y ya que Lucía comenzó su entrada exponiendo las circunstancias que la han alejado del blog yo procederé a hacer lo mismo: Lo que pasa es que dejé de ser nini, el sueño terminó, regresé a la escuela. Estoy probando suerte con eso de la educación extra-superior (una maestría) por dinero (una beca), y eso quiere decir que me he tenido que despedir de mi vida social, mi tiempo libre y mis más de diez horas de sueño diarias, y saludar al archivo, la biblioteca y a un putero de tarea (mal plan). Nunca he estado tan estresada en toda mi vida. Hasta he salido de la casa con las uñas despintadas por varios días consecutivos D:.

El jueves fue día de asueto y lo usé para descansar, ponerme al corriente con unas lecturas y para hacerme un diseño en las uñas (que les comparto ahora cuz that’s how we roll). Hace un par de meses me compré un libro sobre Georgia O’Keeffe, vi Light Coming on the Plains II y III, y supe que esos cuadros terminarían en mis uñas eventualmente. Aquí está el resultado:

:)

Sólo hice Light Coming on the Plains III. La pintura hasta tiene forma de uña.

Usé varios esmaltes que ya han aparecido en el blog: Neutral Beauty de Sephora by OPI (que usé en el reto abandonado de los esmaltes abandonados)  de base. Stylenomics y Mint Candy Apple de Essie, Man Hunt de China Glaze White On de Sally Hansen. Acá están las botellas:

Imagen

En la foto sale también School of Hard Rocks de Essie, que acabé por no usar a la hora de hacer el diseño.

Aquí está una galería paso por paso de mi pulgar derecho:

Acá lo que hice en palabras:

0. Una capa de Neutral Beauty, no me preocupé mucho si quedaba perfecto, ya iba a tapar la mayoría de la uña con otros esmaltes. La única parte que quedaría visible es el horizonte, el cual traté de hacer lo más delgado posible.

1. Cubrí la punta de la uña con cinta adhesiva.

2. Y luego apliqué el resto de los colores en con una esponja. Me tomó tres uñas perfeccionar el orden de aplicación: Primero Man Hunt, segundo Stylenomics en la orilla, tercero Mint Candy Apple, luego hay otra foto de cuando corregí la mancha de Mint Candy Apple con Man Hunt (hacia la orilla izquierda de la uña), por último mezclé White On y Neutral Beauty para el centro.

3. Cuando se secó la parte pintada, la tapé con cinta para atacar las puntas con la esponja. Acá las del pulgar izquierdo:

Para las puntas la mejor técnica fue pintar con el pincel las partes más claras y luego poner los colores más oscuros encima con la esponja. Por último usé una capa generosa de Seche Vite (necesitaba una capa de acabado más o menos espesa para cubrir los pedacitos de esponja que se quedaron en mis uñas). Acá les dejo otras tres fotos del diseño terminado:

En la tercera foto se ven los pedacitos de esponja. Cuando recién terminé hacerme el diseño no sabía si me gustaba y estaba considerando seriamente eliminarlo, pero una vez que liberé mis cutículas del exceso de pintura que las cubria terminó por agradarme bastante ¿o ustedes qué opinan?

Saludos.