Especial de Halloween: No me importa que sea 10 de noviembre

Hola,

Hoy les comparto mis uñas de Halloween, porque me quedaron muy bonitas (digo, en mi opinión) y no quería que pasara más tiempo (o que de plano nunca las subiera, como las del año pasado que déjenme les cuento que creo que es el mejor diseño que he hecho). Sin más preámbulo:

IMG_3988¡Son pastelitos! (pingüinos, para los compatriotas; cupcakes en el gabacho). Y antes de que me digan que los pastelitos no son muy del Halloween, les comento que ese día fui un pastelito gigante. Si quieren vean esta foto que mi papá me tomo en el supermercado.

Volviendo a las uñas, usé dos capas de Appletini de Covergirl, luego una de Seche Vite. Para los pastelitos usé el viejo truco de las calcas con la bolsa: una bola de Chocolate de E.l.f. y luego el garabatito con White On de Sally Hansen y un alfiler. Me fui a dormir en lo que se secaban, y al día siguiente los acomodé y les puse más Seche encima (por eso se me acumuló bien cabrón en las cutículas). 

IMG_4012Esta es mi mano derecha. Por cierto, en la Dax están liquidando estos bebés Covergirl (salen a 25 pesos, creo). Los pastelitos se corrieron poquito con el Seche, no sé por qué si estaban definitivamente bien secos cuando los pegué. Alguna reacción rara hubo porque se me empezó a descarapelar el Seche de encima de los pastelitos hasta que se me cayó uno, en ese punto declaré la hora de muerte del diseño y lo eliminé, seis días después.

Acá les dejo otras fotos:

🙂

 

Anuncios

Domingo de diseño: Dry marble en azul, verde y amarillo

Pues, lo prometido es deuda: Es domingo y aquí está el diseño completo 🙂 (durante la semana prometí en nuestra página de facebook que hoy subiría la entrada,  si no nos han dado like ¡háganlo! allá está el pary, subimos cosas más seguido que al blog…). Pensé en hacer un gradiente, pero al final decidí intentar un dry marble (¿marmoleado en seco?). Me gustó bastante el resultado, sobre todo porque el marmoleado normal (¿mojado?) no me salió y no volví a intentar porque me dio la impresión de que desperdicié mucho esmalte a lo menso. Este sí me salió, creo que no se desperdicia taaaanto y queda 95% menos esmalte embarrado en todos los dedos.

uuuuu brilla...

¡BAM!

Para hacer el diseño sólo revolví esmaltes sobre una bolsa de plástico para hacer calcas del tamaño de mis uñas (tomé fotos para un tutorial, pero la entrada se estaba haciendo muy larga, en la semana lo subo ;)). Usé varios esmaltes con brillitos holográficos:

:o

Los esmaltes

Son Dream de Zoya, Teal Dimension de L.A. GirlHi-Tech3D, Cyberspace de la colección 3D Holographic de Milani (que Lucía y yo amamos, buscamos hasta completar la colección cuando estaba en liquidación y usamos muy seguido). Me gusta cómo se ven los brillitos más grandes de Dream y Teal Dimension junto a los brillitos más chiquitos de los Milani.

Acá les dejo más fotos. Sugiero ampliamente que le den click a la galería para que vean los brillitos holográficos en todo su esplendor:

 

Domingo de diseño y reseña: Tartán y Gelous

¡Estoy de vacaciones! ¡Soy parcialmente libre por aproximadamente un mes!

¿Qué ha sido de sus vidas? Les comento que durante este año de ausencias blogueras he cursado ya medio posgrado D: El próximo ya no tendré tantos cursos, así que tal vez me sea posible postear más seguido, aunque lo más probable es que el blog sufra en nombre de la eficiencia terminal… Lo importante es que ahora estoy aquí para compartirles este diseño:

El 13 de diciembre fue el primer día que no tuve tarea. Para celebrar mi libertad decidí hacerme un diseño por la noche. Como durante la tarde vi la de Vi är bäst! (la mamona, la mamona, el título en inglés es We are the best, aquí está el trailer) andaba extra pank y decidí hacerme uñas de tartán.

Pinté las uñas negras con Liquid Leather de China Glaze (mi pintura negra de cajón). El rojo que usé fue un Essie misterioso que me dió Lucía (malditos Essie sin nombre de la Dax, am i rite? ). Las rayitas son cortesía de mi amada Sally Hansen Nail Art Pen <3. Usé el viejo truco de hacer el diseño en una bolsa de plástico para luego pegármelo en las uñas porque soy demasiado obsesiva como para arriesgarme a que me quedara bien chueco en la mano derecha. En todas las fotos estoy usando Seche vite, en las uñas de cuadritos traigo dos capas porque habían quedado con poquito relieve.

Con flash.

Con flash.

Si se la quieren rifar con este diseño, o uno parecido, sugiero que usen un color más claro o brillante de lo que usarían normalmente. Antes de usar ese rojo hice una prueba con Adventure Red-y de China Glaze, pero quedaba muy oscuro y no se veía bien, ergo el Essie misterioso. A la derecha les dejo una foto con flash, colores salen más parecidos a la realidad en esa (disculpen la iluminación en general, las nubes y focos no han cooperado, además quién sabe por qué el wordpress se mete con los colores y las fotos salen más claras).

***

Aprovecho esta entrada para comentarles sobre esta base (la compré en la Sally):

20141219_132509

20141216_173340

El 13 me pinté las uñas y el 15 tomé las fotos para el blog. Como podrán ver, el esmalte está casi intacto. Me sorprendí mucho, porque por lo general el esmalte negro se me cae de la puntiiita de las uñas con sólo verlo. Documenté el proceso de fallecimiento del manicure, en un principio sólo para comentarlo con Lucía, pero luego pensé que seguramente sería del interés de quienes leen el blog (Así que tomen en cuenta que estas fotos no las tomé con la intención de publicarlas en Internet, sino que forman parte de una serie de comunicaciones confidenciales). Esta foto es del 16 de diciembre >>>>>

Y esta de abajo es del 17 por la noche, justo antes de despintarme las uñas. Si me acuesto con las uñas perfectamente pintadas de negro suelen amanecer así al día siguiente… Así que muuuuuuy recomendada esta base para esmaltes con acabado crema y brilloso.

20141217_102818

4 días y medio de daño al esmalte.

 

ADVERTENCIA: He tenido resultados desastrosos con esta base al usarla con una capa de acabado mate o con glitters. Todavía estoy en proceso de experimentar qué funciona y qué no. Lo que puedo comentarles es que Toggle to the top de Essie + Seche Vite, Noir de Zoya (sin capa de acabado) y este mismo negro pero con acabado mate se me han caído de las uñas enteritos. Para fortuna de ustedes tengo pruebas materiales del fenómeno. Como la acumuladora en potencia futura historiadora que soy todavía tengo guardado el Essie que se me cayó de los dedos hace algunos meses (por favor no le digan a mi terapeuta):

20141219_143438

Y como el tartán es de Escocia, y a los punks les gusta, una rola de Oi Polloi, porque no podría ser de ninguna otra manera (De hecho sí podría ser de otra manera, el plan original era poner algo de los Creeping Ivies, pero creo que Oi Polloi va más con el espíritu del diseño):

Revlon Parfumerie 2×1: China Flower y Ginger Melon

Como los esmaltes Revlon siguen con 50% de descuento en cierta tienda,* me compré 2. Esta vez decidí probar la colección apestosita de esmaltes perfumados. Como compré dos (y usé uno después del otro) pensé que sería buena idea que los ahorros se vieran reflejados en el blog, así que les presento ambos en una sola entrada.

El primero de ellos se llama China Flower, es rojo  y se ve así:

20140709_124901

Bastard!

Es como un crema tirándole a jelly de color rojo tirandole a anaranjado y rosa al mismo tiempo (¿coral?). En cuanto al sentido de la vista este es un excelente esmalte: La consistencia es muy buena y el acabado brilloso, además se seca súper rápido. En la foto estoy usando dos capas sin top coat. No usé top coat porque en cuanto fotografié mis uñas corrí por el algodón y el quita esmalte.  El problema con China Flower es que me parece que huele muy muy muy mal y yo no podía vivir así.

Al parecer la receta para crear olor a flores de China según Revlon es: Tomar una pequeña bolsita de tela, llenarla con tang de jamaica y talco en proporciones iguales, esconderla en el cesto de ropa sucia de uno de esos señores que se perfuman mucho y esperar un mes. Huele muy mal. Es una lástima porque el color es muy bonito. Está bien para los pies, los pies están suficientemente lejos como para que no llegue el olor a la nariz. Estoy usando este esmalte en los pies y no tengo ninguna queja.

El segundo esmalte es Ginger Melon:

Revlon, Ginger Melon

Death is cool!

El olor de éste sí me gustó. Huele como a dulces. No sé si huela a melón con jengibre, pero huele bien. El color también es bonito. Es rosa. Supongo que también está coraloso. ¿Rosa con melón?. Cuando me lo empecé a poner pensé “Maldita sea, se parece a Passion for Petals de China Glaze“, pero no son iguales. Ginger Melon es más brillante. Iba a hacer la comparación, pero se me olvidó. ¿Tal vez Surreal Apparel sea una buena alternativa inolora? (No sé, no lo tengo). En este caso para mí no es necesario buscar una alternativa inolora, pero si a alguien le gustó este color y no quiere que sus manos huelan a que estuvo manipulando dulces todo el día tal vez podría hacer la prueba con ese.

El problema con Ginger Melon es la consistencia. Usé tres capas, y el color seguía poquito disparejo.

Creo que no compraría nada de la colección apestosita en el futuro, a menos que estén en oferta y haya un súper color único y maravilloso. Y es que realmente no se sabe qué sorpresas guardan estas botellitas para la nariz. El color se ve en la botella, para saber sobre la consistencia y calidad de un esmalte hay reseñas y fotos en Internet; pero el olor, sobre todo con nombres tan ambiguos como China Flower, Moonlit Woods o Tropical Rain, no hay forma de saber (¿abrir la botella y probar el esmalte ilegalmente? está difícil porque los Revlon suelen estar siempre vigilados). Internet tampoco ayudaría en este caso ¡Hay personas a las que les gustó el olor de China Flower! ¿una calca rasca y huele como algunos aromatizantes sería una solución?

Además las botellitas cuadraditas traen 11.7 ml… Aunque si compraste un esmalte que huele feo esto sería más un pro que un contra.

Les dejo un video muy vagamente relacionado con el contenido de la entrada para que no se les olvide a qué clase de blog de mala muerte fueron a caer:

*Dax 😦

Pitahia: Pitahaya

Hola Internet :).

Hoy les traigo un esmalte que quería compartirles desde hace mucho, pero es taaaaan difícil de fotografiar… Siempre que me lo pongo le tomo fotos y acabo borrándolas porque no me salen ¡Pero no más!. Subiré las de ahora y les advierto que no son muy fieles a la realidad. Dan una idea, pero en la realidad el color es más brillante. Tengan eso en mente y observen, pero sobre todo lean:

Pitahia, Pitahaya

Alteré esta foto según yo para que se viera el color más cercano a lo que yo veo en mis uñas, pero es difícil juzgar mi grado de éxito porque la luz bajo la que estoy ahorita no es muy buena.

El esmalte en cuestión es Pitahaya de la marca Pitahia. Está súper y vean la botella ¡VÉANLA! ¡Es hermosa!. Aunque tiene algunos detalles… Tengo la impresión que la tapa no cierra bien, se barre, no sé si a eso se le pueda atribuir la pequeña fuga que tenía cuando lo recibí, aunque lo dudo porque no he tenido derrames desde entonces y he mantenido la botella en varias posiciones. La bellísima tapita de madera no es removible, eso hace que sea poquito incómoda la aplicación, pero no tanto como creí que sería. Son nimiedades sin importancia por que…

Pitahia, Pitahaya

WordPress atenuó el color ¿Qué con eso?

…¡Bam! La fórmula es fabulosa ¡FABULOSA!. Es de las mejores que he probado (y sabemos que he probado muchas). Es de los esmaltes más pigmentados que he encontrado en mis ya muchos años de compradora compulsiva. En algunas uñas usé sólo una capa, pero no sé en cuáles. UNA CAPA. No puedo capturar con palabras lo impresionada que me tiene la pigmentación de este esmalte. Aún sabiendo lo pigmentado que es, siempre que lo uso me sorprende. 10/10.

¡Y viene en una bolsita!

En las fotos estoy usando Seche Vite. El esmalte es tan genial que considero necesario tomar todas las medidas posibles para que dure sobre mis uñas lo más que se pueda, además el acabado  del esmalte solito no es tan brilloso.

A pesar de encontrarlo fabuloso, hay un par de cosas  que no están cool con este esmalte (y que considero importante hacer de su conocimiento, dado que es una marca poco común por acá y asumo la mayoría de quienes están leyendo esto no la han probado):

20140619_1314011. Tiene un problema raro de asentamiento. No sé si sean los súper poderes de pigmentación lo que esté bajando al fondo de la botella, pero en la foto de la derecha se puede ver cómo el esmalte se está separando en sus componentes. Se ve poquito y antes estaba más pronunciado el problema, cada que veo la botella y me acuerdo, la agito frenéticamente para tratar de lograr que se vuelva a homogeneizar. Esta botella ha sido muy agitada y no logro que se revuelva del todo. No tiene balín, siempre que la agito deseo que tuviera un balín para que se homogeneizara más facilmente, o al menos para que haga ruidito y sienta que mis esfuerzos no son tan en vano.

Empecé a escribir esta entrada hace tres semanas (I know…), saqué la botella para ver qué onda y HOLY FUCK! el problema empeoró BASTANTE. Estoy muuuuuuy triste porque (como podrán haber adivinado por mi entusiasmo líneas arriba) este es de mis esmaltes favoritos en todo el mundo :(:(:(.  Ahora además del asentamiento de cosa blanca (I know!) el resto se separó en tres capas, una rosa en el fondo, una como lila en medio y  una morada en la superficie.

¡Santos asentamientos Batman!

¡Santos asentamientos Batman!

Como acabo de ver el estado del esmalte ahorita y me súper urge publicar esta entrada ya, no puedo contarles nada sobre el funcionamiento del esmalte en su estado actual, ni sobre la posibilidad de que haya un final feliz para esta triste historia. Supongo que la próxima vez que quiera tener las uñas de este color, si me siento con ánimos de hacer el experimento les contaré el resultado. Por lo pronto, esta situación viene a reforzar la segunda cosa que no esta cool con este esmalte:

2. El precio. Tal vez esta cuestión económica sea muy relativa, tal vez yo sea muy pobre o muy tacaña. Los datos son: que este esmalte le costó a quien me lo regaló 98 pesos y que la botella tiene una capacidad de 10 ml. Mi apreciación subjetiva es: yo estoy acostumbrada a esperar las ofertas y pagar generalmente entre 30 y 50 pesos por un esmalte de alrededor de 15 ml (Color Club, Zoya y OPI 15 ml, Revlon 14.7, China Glaze 14, Essie 13.5). No estoy diciendo que nunca he comprado un esmalte de más de 98 pesos (que todos los OPIs, Zoyas y Essies son saldos o estaban en liquidación), ni que me tengo la fuerza de voluntad necesaria para controlar siempre el impulso de comprar uno a precio regular, sólo que 98 pesos por 10 ml de un esmalte que se asienta bien culero me parece caro.

Y para concluir, un diálogo conmigo misma:

N1: Pero Natalia ¿Qué son 5 pinches mililitros?

N2: ¡LA MITAD DEL ESMALTE!

N1: ¿Qué son 50 pesos?

N2: ¡OTRO ESMALTE!

N1: ¡Ni siquiera lo compraste! ¡Te lo regalaron! ¿Por qué gritas?

N2: Porque con lo que compras 10 mililitros de un esmalte de estos, te puedes comprar fácil 30 ml de otra cosa. Ahorita (julio de 2014) los Revlon siguen a mitad de precio en la Dax, con lo que costó el Pitahia te compras 3 Revlon, 44.1 ml de esmalte ¡4 veces más!

N1: Pero es mucho mejor comprarle a una empresa mexicana que al monstruo transnacional y malvado de Revlon, en la tienda de pinche Carlos Slim. Además el Pitahia está súper pigmentadísimo, si lo aplicas con cuidado puedes usar solo una capa en todas las uñas ¿si usas 50% menos producto qué importa pagar 50% más dinero? Y nunca te quejas tan amargamente de los precios en el blog, me parece un poco injusto que en este caso lo hagas. El precio regular de algunas de las marcas que mencionaste es de más de 100 pesos ¿Cuál es tu problema?

N2: No sé, supongo que cuando vi la botella de uno de mis esmaltes preferidos (por el color y la aplicación) con los contenidos todos separados me agüité y luego transforme esa tristeza en ira y escribí cosas que tal vez no iban…

N1: ¿Si crees que no debiste de haber escrito esas cosas por qué no las borras? ¿Sí sabes que puedes borrarlas?

N3: Wie es eigentlich gewesen, that’s why!

N2: Porque aunque ahora sé que escribí eso porque estaba enojada y triste al mismo tiempo, sigo pensando que todo es verdad.

N1: Pero ahora todo internet sabe que eres bien pobre, tacaña y resentida.

N2: 😦

N1: Y loca, también se van a dar cuenta de que estás loca.

N2: Yo no estoy loca, tú estás loca.

Domingo de diseño: Puntitos II

Quería hacerme un diseño para celebrar que caaaaaaasi estoy de vacaciones pero no sabía qué hacer. Lucía me dijo que hiciera “unas rayas de puntos”. Así que eso hice. Yay.

No sé qué decir… En el meñique me puse una capa de Shine on Crazy Diamond, en el anular una de top coat matte de Sinful Colors (que todavía no se había secado cuando tome la foto), en el resto Insta-Dri. Sólo me hice puntitos en la mano izquierda porque cuando terminé me dio flojera hacerlos en la derecha. Odio cuando me da flojera hacer un diseño en las dos manos. El problema es que no sé si me gusta lo suficiente como para justificar el esfuerzo, el tiempo y el derroche de pintura. Además sé que me voy a volver a pintar las uñas el miércoles o el jueves…

Supongo que debería de estar agradecida con el universo y la selección natural por tener dos manos en lugar de estarme quejando porque me da flojera terminar de pintarme tooooooooooodas las uñas. Bueno bye :).

Domingo de diseño: Georgia O’Keeffe

El regreso de Lucía hizo que yo quisiera regresar también (los extraño internautas). Y ya que Lucía comenzó su entrada exponiendo las circunstancias que la han alejado del blog yo procederé a hacer lo mismo: Lo que pasa es que dejé de ser nini, el sueño terminó, regresé a la escuela. Estoy probando suerte con eso de la educación extra-superior (una maestría) por dinero (una beca), y eso quiere decir que me he tenido que despedir de mi vida social, mi tiempo libre y mis más de diez horas de sueño diarias, y saludar al archivo, la biblioteca y a un putero de tarea (mal plan). Nunca he estado tan estresada en toda mi vida. Hasta he salido de la casa con las uñas despintadas por varios días consecutivos D:.

El jueves fue día de asueto y lo usé para descansar, ponerme al corriente con unas lecturas y para hacerme un diseño en las uñas (que les comparto ahora cuz that’s how we roll). Hace un par de meses me compré un libro sobre Georgia O’Keeffe, vi Light Coming on the Plains II y III, y supe que esos cuadros terminarían en mis uñas eventualmente. Aquí está el resultado:

:)

Sólo hice Light Coming on the Plains III. La pintura hasta tiene forma de uña.

Usé varios esmaltes que ya han aparecido en el blog: Neutral Beauty de Sephora by OPI (que usé en el reto abandonado de los esmaltes abandonados)  de base. Stylenomics y Mint Candy Apple de Essie, Man Hunt de China Glaze White On de Sally Hansen. Acá están las botellas:

Imagen

En la foto sale también School of Hard Rocks de Essie, que acabé por no usar a la hora de hacer el diseño.

Aquí está una galería paso por paso de mi pulgar derecho:

Acá lo que hice en palabras:

0. Una capa de Neutral Beauty, no me preocupé mucho si quedaba perfecto, ya iba a tapar la mayoría de la uña con otros esmaltes. La única parte que quedaría visible es el horizonte, el cual traté de hacer lo más delgado posible.

1. Cubrí la punta de la uña con cinta adhesiva.

2. Y luego apliqué el resto de los colores en con una esponja. Me tomó tres uñas perfeccionar el orden de aplicación: Primero Man Hunt, segundo Stylenomics en la orilla, tercero Mint Candy Apple, luego hay otra foto de cuando corregí la mancha de Mint Candy Apple con Man Hunt (hacia la orilla izquierda de la uña), por último mezclé White On y Neutral Beauty para el centro.

3. Cuando se secó la parte pintada, la tapé con cinta para atacar las puntas con la esponja. Acá las del pulgar izquierdo:

Para las puntas la mejor técnica fue pintar con el pincel las partes más claras y luego poner los colores más oscuros encima con la esponja. Por último usé una capa generosa de Seche Vite (necesitaba una capa de acabado más o menos espesa para cubrir los pedacitos de esponja que se quedaron en mis uñas). Acá les dejo otras tres fotos del diseño terminado:

En la tercera foto se ven los pedacitos de esponja. Cuando recién terminé hacerme el diseño no sabía si me gustaba y estaba considerando seriamente eliminarlo, pero una vez que liberé mis cutículas del exceso de pintura que las cubria terminó por agradarme bastante ¿o ustedes qué opinan?

Saludos.